En algún momento de nuestra vida podemos a llegar a necesitar dinero, ya sea por una emergencia o porque se presentó una oportunidad única de adquirir algún bien que no se puede dejar pasar, y una de las formas más rápidas para obtener ese dinero es a través de un préstamo. Y puede que para muchos esto sea un gran problema, pues tienen un historial crediticio negativo. ¿Cómo conseguirlo entonces? Pues bien, debo decirte que actualmente hay muchas para maneras para hacerlo, por lo que te voy a dar 5 tips para obtener un préstamo con un mal crédito.

5 Tips para obtener un préstamo con un mal crédito

  1. Cooperativas de créditos: Estas son pequeñas organizaciones que cuentan con el capital de sus socios y una de las maneras que utilizan para aumentarlo progresivamente es a través de pequeños préstamos a terceras personas. Como debes saber, las condiciones para otorgarte un crédito con un historial negativo, van a ser bastante fuertes, los plazos para los pagos van a ser cortos y las tasas van a ser elevadas por el riesgo que corre su capital, pero esta es una buena manera de obtener ese dinero que necesitas.
  2. Solicita una tarjeta de crédito: Esto es una opción a la que puedes acudir, aunque debes tener claro que al hacer la solicitud de una tarjeta de crédito, el monto que te pueden aprobar será bastante bajo, pero es algo que puedes utilizar a tu favor para revertir tu historial negativo. Al hacer buen uso de la tarjeta y hacer los pagos dentro de los lapsos correspondientes, tendrás la oportunidad de ir revirtiendo tu mal crédito y poder así ir aumentando el monto de la tarjeta.
  3. Préstamos con garantías: Esta es otra opción a la que puedes aprovechar para obtener un préstamo aún con tu historial negativo, pues con este método se te hace entrega de una cantidad de dinero dando algo como garantía. Generalmente, el monto de dinero es equivalente al valor de lo que entregues como garantía, lo cual cubre el riesgo que está tomando la institución o persona que te hace el préstamo. Lo que siempre se pide como garantía son autos, joyas, equipos electrónicos, incluso propiedades más grandes como casas o apartamento, pero con ello debes tener mucho cuidado, no debes arriesgarte a perder algo tan importante.
  4. Préstamos con fiador: O lo que es lo mismo, con un aval personal. Cuando se opta por este tipo de préstamo, debes presentar a una tercera persona, puede ser un familiar o amigo, que se compromete a cubrir el pago total de la deuda que estas adquiriendo en caso de que tú no cumplas con el pago de la misma. Lo recomendable es que este fiador que presentes tenga un buen historial crediticio, de lo contrario será difícil que te aprueben el préstamo.
  5. Préstamos a un familiar: Pedir un préstamo a un familiar siempre es una opción válida, incluso se puede acordar con él una tasa de interés, si bien la crisis nos impacta a todo siempre esta algún amigo o familiar que puede ayudarnos. Lo importante aquí es ser responsable en los pagos recuerde que lo más importante en la vida es la familia.