Cuando entramos a la universidad comienzan las grandes incertidumbres de cómo vamos a hacer para sustentar los estudios, pues aunque contemos con el apoyo de nuestros padres, muchas veces no es suficiente. La educación, en algunos países, es costosa y aún, en los que no es así, se hace necesario contar con una ayuda económica que nos permita mantenernos concentrados en los estudios y no en cómo pagar esto o aquello. Entonces, ¿Qué debemos hacer? En estos casos, debo decirte que lo mejor es informarse sobre los créditos estudiantiles. Pero antes debes conocer sobre las condiciones y requisitos que son necesarios para optar por este tipo de créditos.

A continuación, voy a darte 10 consejos para solicitar préstamos estudiantiles:

  1. Busca información: Antes que nada, debes estar bien informado sobre los pasos que vas a dar y lo que un crédito significa para ti en cuanto a lo económico.
  2. Revisa las tasas de interés: Es muy importante que tengas en cuenta las tasas que debes pagar por el crédito que vas a solicitar. En base a ellas es que debes tomar la dedición de solicitar o no dicho préstamo. No puedes atarte a pagar un interés muy alto que luego sea muy complicado de lograr.
  3. Mantén un buen historial de crédito: Como debes saber, contar con un buen historial de pago de tus deudas es importante cuando solicitas un crédito de cualquier tipo. Es por eso que debe ser tu prioridad mantener un buen historial en el pago de tus deudas.
  4. Ten una cuenta bancaria: No puedes crearte una buena reputación crediticia si no tienes una cuenta bancaria. Puede ser de ahorros o corriente.
  5. Busca una buena entidad: Cuando vas a solicitar un crédito estudiantil, es importante que tengas una idea de cómo es el banco dónde vas a hacerlo. Conocer detalles de cómo atienden a sus clientes y las ventajas que ofrece.
  6. Ajústate a tu presupuesto: No te excedas en gastos innecesarios. Este es otro punto importante, no te endeudes de más, esfuérzate en ello. Si manejas un presupuesto ajustado, procura no excederte de él.
  7. Solicita una tarjeta de crédito: Esto te ayudará también a crear una buena reputación, pero debes darle el uso necesario. Recuerda, una tarjeta de crédito no es un juguete, es un instrumento financiero que representa para ti deudas. Pero no todo es malo con ella, si necesitas usarla, hazlo de manera responsable. Paga a tiempo y estarás listo.
  8. Ten sólo una tarjeta de crédito: Aunque te pueda resulta excelente contar con varias tarjetas de crédito, recuerda que estas estudiando y tus recursos para continuar con tu carrera es ajustado.
  9. Revisa tu historial: Aunque pienses que todo está bien con el crédito que estas solicitando o te aprobaron, puede pasar que de pronto te veas envuelto en deudas impagables. Por eso debes revisar continuamente como van tus pagos y deudas. Revisa tu historial, esto te hará tomar medidas con anticipación, si son necesarias.
  10. Paga a tiempo: Finalmente, lo más importante. Esfuérzate en hacer los pagos puntuales. No te retrases, pues estarás cerrándote las puertas de las oportunidades de hacerte un futuro mejor.