Puedes tener dos hipotecas para diferentes propósitos; lo más común es pedir una para remodelación y otra para segunda vivienda. También pueden ser para dos viviendas si cuentas con la inicial o enganche para ambas, para la compra de un terreno donde construir, gastos de educación, entre otros. Esto es importante conocerlo ya que en los diferentes casos, varían las condiciones y las tasas. Debido a esta variedad de razones y condiciones es que quiero explicarte cómo obtener una segunda hipoteca.

Cómo Obtener Una Segunda Hipoteca

  • En primer lugar, te diré que todo dependerá de tu capacidad de pago, la cual es evaluada por las entidades financieras, de ello depende tus posibilidades de endeudamiento calculado sobre tus ingresos netos mensuales.
  • También tomarán en cuenta la edad. Si la capacidad de pago y la edad te permiten devolver los préstamos en el plazo acordado al banco, eres un buen candidato.
  •  Debes tener ingresos altos. Para pagar dos hipotecas debes demostrar que tienes buenos ingresos mensuales que te permiten cumplir con las dos obligaciones que vas a adquirir.
  • Estabilidad laboral. Es importante contar con antigüedad en el trabajo, así la entidad financiera tendrá la seguridad de que contarás con los ingresos necesarios para pagar tu deuda.
  • Es conveniente contar con buenas garantías, esto reduce el riesgo de la entidad o le da más confianza para aprobar el otorgamiento. Como quiera que lo veas, es un punto a tu favor.
  • Procura solicitar información, por lo menos, en tres entidades financieras diferentes. Es necesario comparar las ofertas y condiciones de distintos bancos para poder optar por la que más convenga a tus finanzas.
  • Debes tener una buena reputación financiera. Si has sido un cliente responsable con tus créditos (tarjetas, créditos personales, créditos de vehículos, entre otros.), sin caer en mora y pagando en los plazos establecidos, cuentas con una buena recomendación que de seguro la entidad financiera tomará en cuenta. Como son dos hipotecas pedirán el doble de requisitos y serán el doble de exigentes, así que asegúrate de tener un buen récord crediticio.
  • Un aspecto a considerar, es saber que las hipotecas sobre viviendas principales se dan con intereses más bajos y mejores condiciones que para segundas residencias, por lo que si éste fuera el caso, te recomiendo tratar de negociar las mejores condiciones.
  • El orden en que pidas las hipotecas importa. Si pides las hipotecas al mismo tiempo, la entidad financiera considera un riesgo y unas condiciones diferentes a si ya tienes una y luego pides otra hipoteca. Si fuese el segundo caso, el primer bien serviría como garantía para la segunda hipoteca.
  • Al pedir dos hipotecas la segunda tendrá un financiamiento menor a la primera, por lo que deberás contar con el resto del dinero.
  • Para finalizar te recuerdo que dos hipotecas implican dos cuotas mensuales que deberás pagar, por lo que te sugiero, seas objetivo al calcular tus gastos para cumplir con ellos de forma cabal y responsable. No tengas miedo a crecer, pero hazlo con responsabilidad.