Durante las vacaciones, comer es uno de los placeres que más disfrutamos. Al mismo tiempo, la alimentación suele ser uno de los rubros más costosos a la hora de vacacionar. Para cuidar de nuestro presupuesto vacacional, te diré cómo ahorrar en comida durante las vacaciones.

Cómo Ahorrar En Comida Durante Las Vacaciones

  • Una de las mejores opciones es consultar los planes todo incluido, estos planes suelen incluir hasta las meriendas o snacks, así que pide tu presupuesto, compáralo con tus cálculos y piensa que no sólo ahorrarás dinero, sino también el trabajo de cocinar.
  • Otra opción, seria buscar alojamiento en hoteles cuyas habitaciones incluyan cocina, de esta manera podrás preparar algunas comidas y ahorraras una cantidad considerable de dinero. A algunas habitaciones les colocan hasta un refrigerador, lo que será mejor aún.
  • Si alquilas una casa en conjunto con amigos o familiares, pueden compartir los gastos, incluso en las compras de los alimentos y turnarse para cocinar un día para cada grupo familiar. De esta forma, estarás ahorrando dinero y trabajo.
  • Esmérate en el desayuno, si se da la opción de disponer de una cocina, prepara desayunos abundantes y balanceados, esto te permitirá salir a tus actividades y paseos satisfecho, por lo que no tendrás que gastar en alimentos hasta entrada la tarde. Un buen desayuno en un hotel o restaurante es costoso, por lo tanto, ten muy presente esta recomendación.
  • Realiza las compras de los alimentos en los supermercados o en los mercados locales, en estos establecimientos es más económico que comprar en otras tiendas. Recuerda que mientras más turísticas las tiendas, más elevados serán sus precios.
  • Considera la idea de llevar los refrigerios. En los sitios turísticos todo cuesta más, si llevas tus refrigerios, no tendrás que saltarte la merienda y tendrás un ahorro bastante considerable, aprovechando el dinero para un antojito local. Quien no prueba la comida autóctona de un lugar, no lo conoció realmente.
  • Come con los habitantes de la zona, estos sitios suelen ser mucho más económicos que los restaurantes de las zonas turísticas. Ellos sabrán indicarte dónde puedes comer y probar la comida lugareña, rica y a buen precio.
  • Visita los locales de comida rápida y de autoservicio, comiendo en estos lugares también ahorrarás en los costos de alimentación. Allí no tendrás que pagar el servicio de mesa ni tendrás que dejar propina, en cambio en los restaurantes y cafeterías, si pagarás servicio de mesa; deberás dejar propina y tal vez incluyan otros impuestos.
  • Procura apartarte de los caprichos, date ciertos gustos, pero no cedas ante los caprichos. Las chucherías y las gaseosas son costosas y puedes consumirlas en tu lugar de residencia a precios mucho más bajos, así que por qué pagar más por alimentos que consumes habitualmente a un menor costo.
  • Procura comer en los horarios donde existan más ofertas, es decir, en los horarios acostumbrados para cada comida, si esperas, tal vez no encuentres tantas alternativas y tengas que terminar en un lugar más costoso.

También puede ver “Cómo Ahorrar Dinero En Las Vacaciones Familiares