Gastos, esa es la palabra que persigue a todo el mundo y nos alcanza fácilmente porque es inevitable no tener que sacar dinero del bolsillo para cubrir nuestras necesidades, especialmente durante el día a día. Aunque tengas un trabajo estable y un sueldo aceptable, muchas veces te ves absorbido por el consumismo aunque así no lo desees, entonces el dinero que ganas no te alcanza para nada, y te das cuenta que debes ahorrar. Y la mejor manera de lograr esto es comenzar a hacerlo un día a la vez. Aunque te parezca difícil puedes ahorrar dinero cada día y yo te voy a guiar en ese camino.

Ahorrar Dinero Cada Día

Antes que nada, debes decidirte a ahorrar, de nada sirve tu buena intención, si no tienes la disposición y la voluntad para hacerlo. Programa en tu mente que desde este momento tienes que disminuir algunos gustos que acostumbras a disfrutar, pues necesitas ahorrar, sea por la razón que sea, ese debe ser tu norte.

  • Anota tus gastos: Con lo anterior ya en mente, pon atención a los gastos que haces durante el día, ya que es importante que los conozcas, anótalos, te recomiendo que lo hagas bien sea en un papel o en una hoja de cálculo de Excel. Con esto podrás darte cuenta cuáles son los gastos innecesarios que haces a diario. Será entonces cuando puedas dar inicio a tu plan para eliminarlos y que ese dinero que sale de tu bolsillo o cuenta bancaria, pueda quedarse allí, fortaleciendo así el hábito del ahorro en ti.
  • Elimina gastos innecesarios: Revisa con conciencia las anotaciones que hagas de tus gastos. Esto podrá indicarte, por ejemplo, si ese café, té u otra bebida que consumes a diario en la calle, es necesario o no. Puede que éste simple gusto que te das, esté haciéndote gastar un dinero que puedes utilizar en algo más importante o simplemente puedes ahorrarlo. No se trata de que te sacrifiques, pues puedes tomar ese café en casa antes de ir al trabajo. Hacer cambios tan sencillos como este te ayudaran a ahorrar.
  • Programa tus compras semanalmente: Otra recomendación que te hago es que evites ir a supermercados o tiendas a diario, esto te alejará de la tentación de antojarte de algo que no te es realmente necesario, y si debes ir durante la semana, no lleves a los niños contigo, sabes muy bien que seguramente querrán que les compres algo y terminaras cediendo a ellos. Procura programar tus compras una vez a la semana.
  • Pon el dinero en un solo lugar: Y, finalmente, ese dinero que logras ahorrar durante el día, escoge un solo lugar para guardarlo. Aunque no lo creas, este punto es muy determinante en tu meta de ahorrar, pues tenerlo los billetes dispersos no te ayudará a ver que tu esfuerzo está dándote resultados y es importante que los veas. Eso te motivará a seguir adelante cada día con estos pequeños, pero productivos pasos. Cuando vayas a ese lugar donde decidas poner tu dinero ahorrado al final de la semana, te llevaras una sorpresa muy agradable.

Podria estar interesado: